sábado, 23 de septiembre de 2017

LOS ARÁCNIDOS...................................FÉLIX J. PALMA













TÍTULO: LOS ARÁCNIDOS
AUTOR: FÉLIX J. PALMA
EDITORIAL: ALGAIDA LITERARIA-PREMIO CORTES DE CÁDIZ
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2004
GÉNERO: RELATOS (FANTÁSTICOS)

SOBRE EL AUTOR:
   Félix Jesús Palma Macías nació en Cádiz en 1968.  Su dedicación al género del cuento le ha reportado más de un centenar de galardones. Otros libros de relatos: “El vigilante de la salamandra”, “Las interioridades” o “Métodos de supervivencia”. Novelas: “La hormiga que quiso ser astronauta” (2001), “El mapa del tiempo “(2008), “El mapa del cielo” (2012) y “El mapa del caos” (2014), estos tres últimos forman parte de la “trilogía victoriana”.


OPINIÓN PERSONAL
    La primera vez que leí un relato de Félix J. Palma fue en el taller de cuento al que asistía hace un par de años. Bueno, en realidad fueron dos y los dos me fascinaron, uno por el tono humorístico  y la situación tan absurda  y disparatada que planteaba y el otro por la tristeza que transmitía a pesar de estar escrito también en tono ligero y con cierto toque de humor.
    Los dos se encuentran en este libro: uno es “ Los desprendidos” en el que Damián Ortega, un hombre abatido y desmotivado, cada día en el autobús que coge cada día para ir al trabajo,  se encuentra con una mano desconocida que le proporciona placer, hasta el punto de hacerle cambiar su forma de ver el mundo; el otro,  titulado “La vida es cuento”,  es una moderna y urbana adaptación del cuento de Caperucita Roja, encarnada por un oficinista deprimido llamado Pelayo Daza y una prostituta, que representa al lobo, en el que, debajo del tono de humor oscuro, nos  muestra la cruda realidad de la soledad.
     Después de leer estos dos cuentos, supe que tenía que  leer más cosas de este autor que tanto me había llamado la atención, pero no he tenido oportunidad  hasta ahora que he  vuelto a leer los anteriores y los otros seis que resumo a continuación:
   
-Confusión macabra
    Eliseo, un hombre anodino convencido de que el error en la identificación de un cadáver,  necesariamente tiene que significar algo en su destino ya que no es posible que las casualidades no formen parte de un plan conjunto. Un sainete de historias interrelacionadas en las que el azar también cuenta con segundas oportunidades.
  
 -Los arácnidos
   Un pacto macabro entre una abuela, que teje y teje sin parar para aliviar la artritis, y su seductor nieto. Un inquietante y terrorífico relato sobre la codicia humana que rompe la línea humorística de todos los demás.

-Los paraísos perdidos
   Un hombre que,  obsesionado con la piscina de su compañero de oficina y devorado por la envidia, llega a degradarse moralmente hasta niveles insospechados.

-Morir en tu bañera y otras lamentables casualidades
    ¿Puede una bañera tener instintos asesinos discriminatorios o se trata de meras casualidades? Un hombre excesivamente promiscuo, intenta desentrañar junto con el agente Valera y el inspector Calderón, los motivos o casualidades que hacen que todas sus amantes mueran en su bañera.

   - Del amor y otras vísceras
Cuando entregarse a la persona amada en cuerpo y alma se toma al pie de la letra.

   -Las lágrimas de Lorenzo
     Lorenzo no consigue asimilar que su novia corte su relación en pleno acto sexual  y decide suicidarse poniéndose a la vía del tren, pero un movimiento de imitación y empatía por parte de otras personas le hace cambiar de idea.
     En todos los cuentos nos plantea situaciones absurdas llevadas hasta el extremo más delirante, mostrándonos unos personajes anodinos, sin personalidad, grises, a veces grotescos y siempre consumidos por algún sentimiento que les impide disfrutar de lo que tienen. Personajes que se empeñan en buscar la felicidad ignorando que en muchas ocasiones ya la tienen o descubriéndola en otras.
    La imaginación del autor no tiene límites. Utiliza un léxico muy rico y variado para  llevarnos hasta la cima del disparate, pero sin perder la coherencia de la historia, siempre con un tono de humor irónico, lleno de originales metáforas y magníficas, precisas e hilarantes comparaciones y descripciones  para llegar a unos finales a veces rocambolescos.
    Me parece una genialidad que, llegando a la culminación de lo absurdo, consiga mostrarnos la realidad más cotidiana.
   Un libro de relatos que te hace disfrutar no sólo de la originalidad de las historias tan fantásticas que nos muestra sino también del estilo tan personalísimo que utiliza. He leído en una entrevista que se declara seguidor de Cortázar, también uno de mis escritores favoritos,  con el que he visto bastantes similitudes no sólo en la forma tan natural de mostrarnos que “lo fantástico sucede en condiciones muy comunes y normales”, como decía el escritor argentino, sino también en la normalidad con la que sus personajes se toman esas situaciones.
    En mi opinión es un libro imprescindible para los amantes de los relato

viernes, 8 de septiembre de 2017

ESTE JUEVES.......HÉROES, HEROÍNAS Y SIMILARES

      


 
   Este jueves nos conduce Ibso, del blog CAMINO A UTOPÍA y nos propone que contemos una historia sobre héroes. Podéis leer todos los relatos participantes pinchando en el enlace. 


     El  espejo  me devuelve la imagen de un hombre alto, 1,87, corpulento, fuerte, de músculos definidos forjados durante horas de gimnasio y practicando todo tipo de deportes. 
      Me gustaba verme así, me daba  seguridad. Impresionaba tanto a las  mujeres, que me deseaban, como a los hombres, que me envidiaban.Uno de ellos era mi amigo Enrique. 
      Me gustaría ser como tú, me decía a menudo desde su metro setenta  de estatura y su cuerpo delgado y enclenque, pero ya sabes que a mí el deporte me da alergia, comentaba entre risas.
    Éramos tan  diferentes físicamente como la noche y el día , pero amigos inseparables desde la infancia. Le gustaba montar en monopatín, y casualmente aquel día lo llevaba bajo el brazo porque venía de practicar con unos colegas. Habíamos quedado para tomar una cerveza. De pronto la gente gritaba y corría aterrorizada hacia nosotros. Una furgoneta venía a toda velocidad por la rambla arrollando a todo el que se cruzaba en su camino. Casi a nuestra altura paró y tres hombres se bajaron portando cuchillos de grandes dimensiones. Uno de ellos se lanzó a por una mujer, que estaba intentando levantarse del suelo, dispuesto a matarla. Enrique no se lo pensó ni un segundo, se fue hacia él y le propinó un fuerte golpe en la espalda con el monopatín. Eso le dio tiempo a la mujer, y seguramente a otras personas, para levantarse y salir huyendo. Sin embargo,  Enrique no pudo ver a otro  de los hombres que le clavó el cuchillo varias veces en  la espalda ¿Y que hice yo mientras tanto con mi gran cuerpo musculado y perfecto? ¿ Intenté ayudar a mi amigo? ¿Le planté cara al terrorista?…
      Jamás me perdonaré la reacción de cobardía que primero me paralizó por completo y luego me impelió a salir huyendo dejando a Enrique malherido en un charco de sangre. Para cuando pude reaccionar y volver a ayudarlo ya estaba muerto.
    Solo espero que allá, en el paraíso de los héroes donde sin duda estará, consiga perdonarme, porque yo jamás lo haré.